datafono

La forma en que se realizan los pagos en los establecimientos comerciales ha variado en la última década, el uso de las tarjetas débito y crédito han hecho mucho más fácil y seguro el consumo.

La primera tecnología que se utilizó para hacer uso de las tarjetas de cré¬dito fue la imprinter, una máquina que imprimia los datos que están en relieve en la tarjeta de crédito, en unos formatos llamados voucher; luego de tener los datos de la tarjeta impresos era necesario llamar por teléfono para pedir autorización y poder recibir la transacción. Básicamente este proce¬dimiento tomaba la huella digital de las tarjetas de crédito.

 A partir de allí, se han desarrollado otras formas electrónicas de reali¬zar pagos con tarjetas crédito y dé¬bito. Estas permiten la transferencia de fondos de la cuenta del titular de la tarjeta débito o crédito a la cuenta del establecimiento donde se hace la compra, con lo cual, la transacción es mucho más rápida y directa en com¬paración al procedimiento que se rea¬lizaba con la máquina imprinter: el establecimiento debía ir a consignar a un banco específico estas transaccio¬nes para que luego le fuera abonado en su cuenta bancaria el valor de las compras hechas con tarjeta de crédito. En cambio, la forma electrónica de compra con tarjetas débito y crédito ha evolucionado a la tecnología de los datafonos, que son unas máquinas en las cuales se desliza la banda magné¬tica o se registra el chip de las tar¬jetas, registrando asi la información necesaria para hacer una transacción de compra.

Estos datafonos tienen distintas ca¬racterísticas, pueden ser fijos a la es¬tación de pago del establecimiento o móviles, que permiten trasladarse al lugar en donde se encuentra el cliente, dentro o fuera del establecimiento, y estos últimos son los que cuentan con una mayor ventaja para el comprador, ya que no tiene que perder de vista sus documentos o tarjetas.

Estos datafonos ofrecen otras utili¬dades, tanto para los titulares de las tarjetas como para los mismos esta¬blecimientos. No solo sirven para realizar compras, sino también consultas de saldo, va¬lidación de cheques, recargas de ce¬lulares, pagos de servicios públicos y personales, entre otros, con lo cual genera otros usos agregados que los establecimientos comerciales pueden aprovechar. Es claro que la utilización de datafo¬nos ha hecho mucho más fáciles, segu¬ros y cómodos los procedimientos de pago con tarjeta, tanto para los clien¬tes como para los mismos estableci¬mientos

 

 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found