La cebolla es un ingrediente fundamental para darle sabor a nuestros platos. Sin embargo, el viejo sufrimiento que produce cortarla hace que a veces prefiramos no incluir la cebolla en nuestros platos para no llegar hasta las lágrimas. Pero si usted pone en práctica cualquiera de estos fáciles consejos, llorará de la felicidad al saber que los ojos rojos por culpa de la cebolla son cosa del pasado.

1. ¡Que corra el aire! Ubíquese en un sitio al aire libre para picar la cebolla o encienda el extractor de olores, de esta forma evitará que las sustancias que expide la cebolla al ser cortada lleguen a su rostro.

2. Las ventajas del calor. Sumerja las cebollas en agua hirviendo con un poco de vinagre durante 10 minutos, verá cómo evitará los ojos llorosos.

3. Las ventajas del frío. Guarde las cebollas en la nevera, preferiblemente en el congelador, ya que las bajas temperaturas en éstas aminoran las sustancias que nos hacen llorar.

4. Un poco de vinagre. Moje el cuchillo con el que cortará la cebolla con un poco de vinagre. Esta sustancia hará reacción con las expedidas por la cebolla y las neutralizará, evitando que nuestros ojos se irriten.
 

 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found