Aunque la bandera peruana sólo tenga dos colores, cuando se habla de Perú es inevitable pensar en decenas de colores vivos y maravillosos. Eso se debe a que la gastronomía de este país suramericano se ha convertido en un punto de referencia para todos los amantes del buen comer.

Preservando lo necesario los alimentos y recetas de la cultura Inca, pero innovando y recibiendo los aportes que trajo la colonización española, se fue logrando una fusión que tras centenares de años se convirtió en una de las gastronomías más apreciadas por el mundo entero: la peruana.

Su riqueza se debe al mestizaje de decenas de ingredientes que conviven armónicamente en exquisitas recetas sin oponerse. Por eso sus sabores, sumados a la importancia que se le da a la decoración de sus platos, han hecho que degustar un plato propio de la gastronomía peruana se convierta en todo un viaje por la historia del país.

Por la relevancia que se le da al colorido de sus platos y a que estos se vean llamativos y provocativos, el uso de los condimentos es muy importante en la cocina peruana. De ahí también viene el uso del ají, el cual no es estrictamente utilizado siempre, pero sí es un ingrediente presente en muchas recetas. Un ejemplo de eso es el famoso ají de gallina, o la utilización de ajíes sin picante que son apreciados más por su color que por su sabor.

Además de estos, también hay otros ingredientes fundamentales en la comida peruana, como la papa, el maíz y los mariscos. Al hacer parte de la Región Andina, Perú tiene a su alcance miles de variedades de papa, las cuales ha sabido explotar para obtener sus mejores propiedades en las más variadas recetas.

El maíz es, quizás, uno de los ingredientes que más conservan de sus antepasados, pues era fundamental para las tribus indígenas propias de este territorio y ha sido domesticado durante siglos para llegar a los actuales platos de la gastronomía peruana.

Por su parte, en los límites marinos del Perú se han contabilizado más de 2.000 especies de pescados y mariscos, lo que por obvias razones ha marcado el curso de su cocina y refleja la importancia de la comida de mar en sus recetas. No hay que olvidar que el cebiche es uno de sus platos más característicos y de los más apetecidos mundialmente.

En cuanto a las bebidas, gracias a la gran variedad de frutas que se cultivan en el territorio peruano, los jugos son uno de los acompañamientos predilectos para las comidas. Asimismo, la chicha es una de sus bebidas características, hasta el punto de ser utilizada también como guisante para sus platos.

La gastronomía peruana también se caracteriza por la fuerte presencia de los postres, la mayoría de los cuales nació en la época colonial, momento en el que los españoles traen consigo el cultivo de la caña de azúcar. Algunos de sus postres más representativos son el arroz con leche y el alfajor, platos que comparten con otros países de Suramérica.

Gracias a esta cocina que es considerada una de las mejores del mundo, en el diámetro que tiene un plato de comida se pueden encontrar siglos de historia que han formado la cultura gastronómica del Perú. Al comer un plato de cocina peruana, el sentido del gusto hará un recorrido inconsciente por diversas culturas que se han encontrado y preservado en este territorio lleno de sabores.

ver más artículos sobre COCINAS

Restaurantes recomendados de COCINA PERUANA

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found