La gastronomía es un tema de culto a nivel mundial. La comida puede hablar más de la cultura de cada país que los libros de texto, por eso nada  resulta más placentero que el conocimiento de la cocina internacional.

 No puede negarse que los restaurantes especializados en la comida de sólo un territorio o región, tienen en sus haberes toda una cultura profunda  e infinito empeño en cada uno de sus platos. Sin embargo, lo mágico de los establecimientos dedicados a la cocina internacional, es que ponen en  medio de cuatro paredes cinco continentes, millones de kilómetros en una carta que nos llega a nuestras mesas.

  Por ese motivo, lo mágico de la cocina internacional radica en la condensación de muchas culturas en un solo lugar, sin contar aquellos platos  experimentales que juntan recetas e ingredientes de puntos muy distantes en una sola y deliciosa mezcla.

 Para los amantes de la cocina española, francesa, italiana, japonesa o colombiana, existen restaurantes especializados que brindan toda una carta  dedicada a los platos más exquisitos de cada país. Sin embargo, esto no siempre es una buena opción a la hora de invitar a un variado grupo de  personas a  comer o cuando se trata de un lugar que alberga individuos de diferentes nacionalidades y con costumbres culinarias muy diferentes.

 Este último es el caso de los hoteles, en donde llegan día tras día decenas de visitantes de distantes puntos del mundo, cada uno acostumbrado a  diferentes sabores, costumbres, texturas e ingredientes. De ahí el interés en la mayoría de los restaurantes hoteleros en brindar una carta  especializada en cocina internacional, en la que se pueda encontrar desde una tradicional paella hasta un delicioso risotto.

Desde el desayuno (que generalmente es tipo buffet) hasta los cocteles que están presentes en los restaurantes hoteleros con especialidad en cocina internacional, están adaptados para agradar tanto a los visitantes con menor apertura, a probar platos diferentes a los de sus países, como para conquistar a los más osados que aprovechan sus viajes para conocer recetas que no habían tenido la oportunidad de probar.

Al igual que las cocinas especializadas de cada país, la cocina internacional tiene tras de sí todo un mérito de reconocer los atributos gastronómicos de diversos rincones del planeta, traer lo mejor de ellos y adaptarlos al gusto de todos los comensales. Un restaurante dedicado a la cocina internacional es casi como si el paladar pudiera conocer un atlas del planeta tierra.

 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found