Aunque incluye bastantes países, la gastronomía árabe tiene cohesión y elementos comunes gracias al ancestral comercio entre estas naciones y su cercanía en algunos aspectos de sus culturas y religiones.

Hablar de una gastronomía común entre más de una docena de países parecería descabellado, pero no lo es cuando se trata de la comida árabe. Aunque entre todas las naciones que conforman la península arábica, los ubicados en el norte de África o los Estados Árabes del Golfo, existen algunas diferencias a la hora de hablar de su gastronomía, estas resultan insignificantes al lado de todas las similitudes que presentan.

Dado el ancestral comercio entre estas naciones, facilitado por la gran cercanía entre ellas y las condiciones geográficas similares, entre todos los países árabes se comparten buena parte de sus ingredientes, recetas y costumbres a la hora de comer. Uno de estos grandes rasgos comunes es el valor de la hospitalidad, que reflejan cuando tratan a sus anfitriones como reyes, pues es una forma de honrar a personajes que consideran merecedores de todas sus atenciones. Este factor, sin duda alguna, determina la forma en la que se acostumbra a comer en los países árabes, en donde compartir los alimentos también es una costumbre muy arraigada.Sin embargo, las verdaderas similitudes se encuentran en los ingredientes usados para la preparación de sus platos, en los cuales las especias son un componente fundamental. Es el caso del zataar, una mezcla de menta y tomillo que proporciona un sabor increíble y muy representativo de su gastronomía. El sésamo, el curry, el azafrán y el ajo también son productos de altísimo nivel de cultivo en los países árabes.

Aunque en esta gastronomía hay mayor consumo de vegetales que de carne, existe una marcada preferencia por el consumo de cordero, el cual está presente en casi todos los platos típicos de la región. El pescado es también muy consumido, incluso en mayor cantidad si se trata de zonas costeras, donde el atún es un producto básico.

La tradición es un elemento primordial en la cultura gastronómica de los países árabes. Cocinar es una costumbre mayormente femenina y el área de la cocina es poco visitada por los hombres, quienes son atendidos por sus esposas o hijas. La mayoría de las recetas de esta cultura son transmitidas verbalmente generación tras generación, pues saber cocinar y atender es considerado un valor esencial para ser una buena conyugue.

La abundancia es una característica decisiva en la comida árabe, pues es común servir en los platos hasta su capacidad máxima y, además, consumir entradas (mezze), platos fuertes y postres. Las bebidas para acompañar la comida árabe, por su parte, varían mucho entre naciones, pues hay una gran variedad de vinos, cervezas, bebidas a base de yogur y aguas frutales.

A nivel de gastronomía, los países árabes son considerados de riqueza incalculable. La exquisitez de sus sabores ha llegado al punto que hoy por hoy existen restaurantes árabes que conquistan paladares de países lejanos y diversos. Sus sabores y tradiciones son valorados a tal punto que hoy pueden conseguirse sus platos en casi todos los rincones del mundo.

 

Restaurantes de comida arabe en Bogotá:

Zátar- Bogotá

Restaurante Israelí L´Jaim- Bogotá

Kathmandu- Bogotá

Restaurantes de comida arabe en Otras ciudades:

Arabe e Internacional- Cartagena

Arabe Gourmet- Barranquilla

Arabe Internacional- Barranquilla

De Oliva- Cartagena

La Olla Cartagenera- Cartagena

- Litany- Cali

 

 ver más artículos relacionados a TENDENCIAS...

 

 

 

 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found