Nuestros antepasados los sabían: el chocolate es súper poderoso para la mente y el cuerpo humano. Los guerreros olmecas, aztecas e incas consumían varias raciones de este alimento con el objetivo de revigorizar sus organismos tanto para las batallas, como para satisfacer el deseo de sus amantes.

 

Estas civilizaciones y, aquellas que heredaron los conocimientos sobre los grandes beneficios del cacao, no solo lo convirtieron en un ingrediente fundamental para los dioses, también para las pasiones debido a sus poderes afrodisiacos. Desde aquellos tiempos y hasta entonces, el chocolate ha sido materia de múltiples investigaciones que han concluido que sí le hace bien a la salud; esto si no está contraindicado o es consumido en exceso, desde luego.

 

En este sentido, algunos  análisis científicos franceses, estadounidenses y canadienses, comprobaron que el chocolate negro y el cacao protegen el corazón, favorecen la circulación y reducen el colesterol de manera significativa.  Y es que este comestible estimula nuestros sentidos, nos aporta energía y varios de los nutrientes que necesitamos para desarrollar las actividades del día a día; para la muestra, a continuación relacionamos el contenido que tienen 100 gramos de chocolate negro:

 

Glúcides

58 Gramos

Fibra

6 Gramos

Proteínas

6 Gramos

 

Lípidos

30 Gramos

Colesterol

1 Megagramo

Vitamina A

0.02 Megagramos

Vitamina B

0.07 Megagramos

Vitamina B2

0.24 Megagramos

Vitamina PP

1.1 Megagramos

 

Hierros

 

2.9 Gramos

Sales minerales

4 Gramos

 

Potasio

400 Megagramos

 

Magnesio

115 Megagramos

 

Calcio

50 Megagrámos

 

Fosforo

375 Megagramos

 

Sodio

12 Megagramos

 

Fluor

TRAZAS

 

Calorías

Megagramos

 

Sus virtudes

El chocolate revitaliza al organismo debido a sus glúcidos (carbohidratos, hidratos de carbono o sacáridos), sin embargo, no todos tienen los mismos efectos. Entre sus diversas clasificaciones el mejor de todos es el amargo o negro ¿Quiere conocer sus bondades? Aquí se las contamos:

 

Es altamente estimulante. Según lo explica el doctor Bryan Raudenbush de la Universidad Jesuita de Wheeling, en West Virginia “el chocolate contiene varias sustancias que actúan como energizantes: la teobromina, la fenetilamina y la cafeína, por ejemplo, incrementan la atención, concentración y el estado de alerta, que conllevan a un mejor rendimiento mental”, dice.

 

Pócima de juventud. La Universidad de Harvard en una publicación del British Medical Journal, dio a conocer los resultados de un análisis hecho a cerca de 8 mil pacientes. Una de las conclusiones de la investigación fue que quienes consumían chocolate tenían probabilidades de vivir más años que aquellos que no lo hacían.

 

Es antioxidante. Los denominados flavonoides, que le dan ese sabor amargo característico del chocolate negro, inhiben la oxidación de las LBD (colesterol malo) y, desde luego, minimiza los riesgos de padecer las enfermedades que están asociadas a él. Estos flavonoides suelen ser eliminados o disminuidos en otros tipos de chocolates con el objetivo de mejorar su sabor. “Una barra típica de chocolate amargo tiene, en promedio 50 miligramos de flavonoides, mientras que una de chocolate dulce sólo alcanza los 13 miligramos. De ahí la importancia de que el chocolate sea verdaderamente natural”, señala Juan Felipe Díaz, chef profesional.

 

Reduce la presión arterial. Según un estudio realizado por el Centro de Hipertensión Arterial y Prevención Cardiovascular de la Universidad de L’Aquila (Italia) y publicado en la revista ‘Hypertension’, los 20 hipertensos que consumieron alrededor de 100 gramos de chocolate amargo durante 15 días lograron disminuir su tensión, además de reducir los niveles de colesterol LDL (colesterol malo).

 

Antidepresivo. Investigadores de la Escuela de Medicina Hull York hallaron resultados maravillosos en los efectos del chocolate amargo con relación a la serotonina del cerebro. Según su análisis, el chocolate, en dosis moderadas, combate el síndrome de fatiga crónica (SFC), que se caracteriza por una fatiga muscular profunda luego de un esfuerzo físico extremo.

 

Afrodisíaco. El chocolate contiene sustancias como la teobromina, la feniletilamina y la anandamida, que proporcionan bienestar general al organismo y, además, regula los niveles de dopamina, un componente estrechamente asociado a la excitación y placer sexual.

 

Ahora que lo sabe ¿Qué está esperando para disfrutar de una deliciosa barra de chocolate, de preferencia amarga?

   
 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found
Guest (Luisa Castellanos)
Buenas tardes Estamos interesados en un vino español piccolo llamado Paternina para nuestras tiendas, soy la gerente de operaciones de Criya SA...
Conozca la "Huerta Cajicá" in Joomla Article