‘DON BENITO DE LA ENSENADA’

Bigote refinado, bien cuidado, y un trozo tímido de barba en el mentón. Así es el semblante del chef Benito Molina; cariz de Don Quijote y de ingenioso hidalgo. La sede de sus azares no es La Mancha sino Ensenada, ciudad costera del estado de Baja California, México.

Su apellido, proveniente de España, conjuga incluso con una de las más famosas hazañas del también llamado Caballero de la Triste Figura: la ‘espantable y jamás imaginada aventura de los molinos de viento’.

Si de hazañas se trata, la de este chef es el restaurante Manzanilla -catalogado como uno de los 10 mejores restaurantes del país- , el cual se especializa en comida mexicana engalanada con productos de Baja California: sardinas, atún, ostiones, almejas.

Benito tiene a su propia Dulcinea: la también chef mexicana Solange Muris. Como esposos han desarrollado un camino, no sólo en el restaurante, sino también en el espacio televisivo. Juntos hacen el programa ‘Benito y Solange’ que transmite el canal Utilísima.

Utilísima es la gran hermandad de Latinoamérica”, afirma Benito, explicando a la par que gracias al canal ahora tiene amigos ‘gourmet’ en todo el mundo. “Lo bonito de la cocina en la ‘tele’ es que tú veas algo, se te antoje hacerlo, y lo prepares. Que te inspires”, agrega.

Estudió en el New England Culinary Institute en Vermont, Estados Unidos, y ha trabajado con reconocidos chefs de talla internacional como France Michel LeBorgne (su mentor) y Todd English.

Durante la feria Gastronómica que se realizó en Bogotá recientemente, se destacó por ganar el ‘reto al chef’ por preparar el mejor ceviche. Compartió con los asistentes a la feria recetas como pato a la polenta, mangos a la vainilla, y ceviche de carne y abulón.



 
 

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found