Imprimir
irishcoffee


 

Pocas bebidas ofrecen tantos beneficios como el café. Diversos estudios aseguran que su consumo moderado protegelas mutaciones celulares, contribuye a que los deportistas tengan un mejor rendimiento físico, eleva la capacidad de concentración y proporciona lozanía y longevidad, entre otras bondades, pero, ¿Qué tan buena resulta su fusióncon el arte culinario? Ya lo veremos.

 

Los baristas (profesionales especializados en los cafés de alta calidad) coinciden en que esta bebida, además de aportar los ya conocidos y comprobados beneficios para la salud y el bienestar humano, ofrece una gran cantidad de sensaciones estimulantes para quienes la consumen, lo que la convierte en un insumo especial. Esto sin contar con que, gracias a sus diversos tipos de preparación, es capaz de satisfacer toda clase de paladares. Expresso, con leche, capuchino, al chocolate, flambeado, o como se le prefiera según el gusto, la región y las costumbres, el café es una bebida mundialmente conocida que día tras día busca reinventarse y evolucionar conforme a las exigencias del mercado. En este sentido, la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, el Comité Departamental de Cafeteros del Quindío, el Parque Nacional del Café y la Gobernación del Departamento vienen realizando un festival gastronómico que busca promover su consumo y posicionar el grano como ingrediente para la preparación de postres y platos fuertes. La iniciativa, que invita al gremio gastronómico a arriesgarse, innovar y crear manjares con este producto emblemático de la economía colombiana, ha generado algunas críticas y controversias.



¿Cómo lograr una combinación exitosa?

 

Las respuestas son tan diversas como inciertas. Para la reconocida chef cartagenera Leonor Espinosa, propietaria del restaurante ‘Leo, Cocina y Cava’, ubicado en Bogotá, antes de inventar recetas que involucren el café se debe indagar sobre él, conocerlo, tener claridad sobre sus variedades, acidez y aromas. Así lo expresó al portal colombia. comen su momento. 
Luis Fernando Vélez, pionero de cafés de alta calidad desde 1998, coincide con la opinión de Espinosa y asegura que los colombianos no sabemos de café pese aque es uno de nuestros productos insignia. “¿Si no lo conocemos, cómo vamos a aspirar a preparar recetas con él? Guardando las proporciones, es como si Francia hubiera empezado por incorporar a sus platos fuertes vino, antes de convertirse en gran conocedor y consumidor del mismo. Claramente no es el orden de las cosas”, dijo. Sin embargo, existen posiciones más flexibles al respecto como la de Carlos Pabón, director de la academiade cocina Verde Oliva, quien ha dado a conocer en varias oportunidades que el café como ingrediente en la cocina tiene un trayecto meritorio y que, por ejemplo, pese a que resulta difícil combinarlo, va muy bien con el cerdo y como parte de las salsas agridulces.

Datos memorables

Aunque existen diversas versiones sobre la forma en la que llegó el caféa nuestro país, tradicionalmente se comenta que lo trajo un viajero que ingresó por el oriente colombiano y que venía de las Guyanas. De hecho, los primeros cultivos de esta semilla crecieron en esta zona. En 1835 se llevó a cabo la primera producción comercial de café y los registros muestran que los primeros 2.560 sacos se exportaron desde la aduana de Cúcuta, en la frontera con Venezuela. Solo hasta la segunda mitad del siglo XIX el café se consolidó como producto de exportación y fue entonces cuando los hacendados colombianos vieron su producción como una atractiva oportunidad de negocio. En 1930, Colombia se consolidó como el segundo productor de café en el mundo.

Recomendaciones de un experto

Luis Fernando Vélez afirma que los colombianos debemos preocuparnos más por conocer nuestro producto insignia para poder hablar con propiedad del tema, ser capaces de invitara nuestros amigos, familiares y conocidos a una buena taza de café, y lograr sentirnos orgullosos de ser realmente los segundos productores de este producto en el mundo. Para lograrlo, agrega, es necesario informarse sobre las prácticas de compras y preparación del café. Y es que muy poca gente sabe, por ejemplo, que el café es perecedero y que siempre será mejor optar por uno en grano que uno molido, ya que el primero se auto protege, mientras que el segundo todos los días pierde sus propiedades por la oxidación de las partículas. “Si quieren disfrutar esta bebida fresca es necesario tener un molino, así como se tiene una licuadora, sanduchera o microondas”, enfatiza Vélez.

 

Foto:Cortesía Restaurante La Macuira

 

 

 

 

 

 

 

 

   

Leave your comments

0
terms and condition.
  • No comments found
Powered by Komento